El Drenaje a través del tiempo en la Ciudad de México

El Drenaje a través del tiempo en la Ciudad de México

Desde que los mexicas llegaron a Tenochtitlan, actualmente Ciudad de México en el año  1325 y se establecieron, desarrollaron impresionantes y novedosas obras de ingeniería para poder evitar las inundaciones que aquejaban a los habitantes debido a la situación geográfica del lugar y debido a los lagos que formaban la zona lacustre; dicho sistema hidráulico distribuía las aguas pluviales,  el agua de consumo humano y las aguas negras. Este sistema permitía que en tiempos de lluvias se evitaran inundaciones, así como se lograra tener cierta limpieza en la ciudad ya que los habitantes prehispánicos eran sumamente limpios. A la llegada de los españoles a Tenochtitlan se sorprendieron al ver los sistemas hidráulicos, diques y un sistema de distribución de agua fría y caliente que existían, así como de drenaje que se dice tenía el palacio de Netzahualcóyotl.

Es importante tomar en cuenta que en el continente Europeo entre 1300 y 1492 no se tenía ningún sistema de drenaje y los habitantes de esa época tenían costumbres bastante antihigiénicas, las casas eran sofocantes y faltas de ventilación, el olor a podredumbre de las fosas donde había excremento con orina y vinagre era sumamente fuerte y se mezclaba con el hedor de la orina que era lanzada por las ventanas, sin espolvorear con arena. Estas prácticas posteriormente llevaron a  grandes pandemias en Europa, que causaron la muerte de miles de personas y arrasaron con un tercio de la población.

Durante y después  la colonia entre 1555 a 1604, el nivel del agua fue rebasado y surgieron distintas inundaciones por lo que se hicieron diques, calzadas y se plantearon varios proyectos que permitieran desaguar el Valle de México.  En 1607 fue aprobada una obra hidráulica para secar el lago, que termino once meses después con la ayuda de miles de indígenas que trabajaron arduamente para secarlo y que llamo la atención de los españoles.

Nuevos proyectos de desagüe se fueron realizando a lo largo de los años, como canales de desagüe que evitaran los problemas causados por las inundaciones y el caos en el transporte de los distintos tipos de aguas.

Actualmente con más de 8 millones de habitantes se han diseñado distintos sistemas de drenaje y plantas de tratamiento de aguas residuales, que permiten el desalojo y control de los niveles de agua para así evitar inundaciones que pueden traer consecuencias graves para los habitantes.

Debido al gran crecimiento de la Ciudad de México y para evitar el colapso del drenaje se están llevando a cabo mega obras hidráulicas como el Túnel Emisor Oriente que pretende resolver la problemática de los hundimientos por el bombeo excesivo del agua del subsuelo y las intensas lluvias que provocan que el drenaje sea insuficiente. Dicho túnel tendrá una distancia de 62 kilómetros, 7 metros de diámetro y una capacidad de desalojo de 150 metros cúbicos por segundo y que se pretende inaugurar en el 2018. Este túnel desalojara las aguas residuales y pluviales de la Ciudad de México.

 

Bibliografía.

  • Elegant, Robert (1996): Bianca, Novela Histórica, Barcelona, España, Editorial Roca S.A.
  • Comunicación Social, ANEAS (2016): “5 Obras de Infraestructura hidráulica importantes en México”, Revista Agua y Saneamiento, 67 34-40.
  • De la Maza, Francisco, “Enrico Martínez y el desagüe del Valle de México”, Enrico Martínez; Cosmógrafo e impresor de Nueva España”, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1991.
  • Ariadna Bermeo, “Alerta Mandatario hace dos meses riesgo de inundaciones en el Valle de México”, Sección “Ciudad, México, 2007”, Reforma, 29 de junio de 2007.
  • Secretaría de Obras y Servicios, MEMORIA de las obras del SISTEMA de DRENAJE PROFUNDO del DISTRITO FEDERAL, Departamento del Distrito Federal, México, 1975.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *